FBN Colombia

Family Business Network Colombia
Por las familias para las familias.

Acceso privado Entrar

Contenido de esta sección

Las Empresas de Familia

Tal como lo define FBN España, se denominan empresas de familia a aquellas en las que la mayoría de la propiedad esta en manos de una o más familias.
La importancia creciente de estas empresas en el mundo, tanto a nivel económico como social, hace que en muchos sectores se hayan convertido en motores del tejido empresarial mostrando un alto grado de innovación y capacidad para emprender.
El empresario familiar desea transmitir su empresa a la generación siguiente y, sin embargo, sólo una pequeña parte de las empresas familiares consigue mantener el carácter familiar por más de una generación. Es un hecho que sólo el 20% de los negocios de familia tienen una duración de más de 60 años dentro de la misma familia.
Las empresas familiares constituyen la mayoría del tejido productivo de cualquier economía avanzada, pero muchas veces presentan rupturas o declives debido a que el empresario familiar no siempre consigue superar con éxito los siguientes desafíos:
 
 - Planificar la sucesión.
- Vencer la resistencia de los familiares mayores a entrenar a la siguiente generación y a dejar sus puestos en el momento oportuno.
- Incorporar directivos no familiares.
- Solventar los problemas financieros del cambio generacional.
- Garantizar que el sucesor familiar sea competente.
- Tener la capacidad para atraer y retener a directivos no familiares.
- Conseguir recursos financieros externos o establecer alianzas con otras empresas sin perder el control efectivo de la empresa.
- Resolver los conflictos entre las necesidades de liquidez de la familia y el negocio.
- Planificar para resolver los problemas financieros del cambio generacional.
- Superar las rivalidades y los conflictos entre miembros familiares.
- Tener la capacidad para atraer y retener a gerentes y directivos no familiares.


A pesar de estos retos, si las empresas familiares están bien organizadas y cuentan con gobiernos corporativos bien estructurados y políticas claras, tienden a ser más rentables y más estables que las empresas no familiares. Algunos factores que contribuyen a este éxito son:
 
- Tradición y continuidad.
- Calidad de productos / servicios.
- Flexibilidad.
- Planificación a largo plazo.
- Ambiente empresarial familiar.
- Ser innovadores y emprendedores.
- Responsabilidad social.

La propiedad, el control y la dirección o gestión de la empresa son los tres elementos que intervienen a la hora de definir la empresa familiar. Sería deseable converger en una definición que comprendiera las sociedades familiares y crear una referencia clara del concepto para concretar su marco legal.
Así mismo, las ventajas que la legislación establezca a favor de las empresas familiares y el propio reconocimiento social que pueda fomentarse servirán para estimular la iniciativa empresarial y aumentar el número de vocaciones emprendedoras.

Otros enlaces de interés